WHAT THE BUTLER SAW

Think you know the definition of insanity? Who’s sane… and who’s not?
A quick stepping farce which points a finger at psychiatrists,unacceptable social norms and the hypocrisy that goes with them, through racous humor.
Folks find this famous farce fabulously funny!
Find out why!

Champagne Opening on AUGUST 31st – 21:30 hours.   More information HERE

MAKE YOUR RESERVATION HERE

Stimulating Weekend with Director and Poet from South Florida

The weekend of March 10 – 11 we had the visit of two talented ladies from South Florida, USA:

Sandra Riley (Artistic Director, Playwright, Theatre Director, Historian), and Peggy C. Hall (Poet, Editor, Teacher & Musician), who through the good offices of July Banner came to Buenos Aires to give a workshop on poetry, and also to direct a playreading of an original work by Sandra Riley.

After a very stimulating workshop learning how to analyze poems with the idea of performing them, workshop participants put their learnings into practice with a selection of original poems by Peggy C. Hall, after which the audience could discuss the poems with the author.  It was very interesting to hear the life stories that gave birth to these poems and the work that went into them.   CAST: Ana Astbury, Meli Fuertes, Sylveen Smith and Estela Meije. 

 Then on Sunday, over a delicious tea prepared by the Food Committee, we enjoyed an excellent, moving, reading of Sandra Riley’s play FOOTPRINTS.  With the talented acting of Natalia Goldin and Heller, we followed the life of Kirk and Mary Munroe, two pioneer heroes who colonized Coconut Grove.   Their love story illuminates the world in which they lived,  and explores the fortitude and importance of pioneer women in a community that had yet to give them the suffrage.   The well paced script, accompanied with projections of old photos of the original pioneers, was masterfully portrayed by Natalia and Heller.  We were intrigued by the story, touched by their love, and rooted for them during their misfortunes.  During the emotional ending, you could have heard a pin drop.    Many congratulations to the actors, and a huge thanks to July Banner for being the driving force behind bringing this wonderful work to the Playhouse.

An extra special thanks and congratulations to two wonderful ladies who came all the way to Buenos Aires to share these marvellous original works with us:  Sandra Riley and Peggy C. Hall.

 

 

 

Article in San Isidro Cultura

Hugo Halbrich: “Es un teatro comunitario, ad honorem, sin tensiones monetarias ni de cartel. Todo fluye en un ambiente amistoso y creativo, de verdadera comunidad”

Hugo Halbrich es director y actor de teatro, tradujo y adaptó infinidad de obras, y preside el Comité Ejecutivo de The Suburban Players, el grupo de teatro en inglés en actividad más antiguo del país. Fundado en 1963, esta asociación sin fines de lucro, con sala propia en San Isidro, realizó desde entonces más de 200 obras.

“El teatro fue fundado en 1963 por un grupo de estadounidenses, la mayoría ejecutivos de empresas de ese país, que solía ensayar y presentar las obras en sus casas o en el Teatro de la Cova, en Martínez. Desde entonces, realizamos 214 obras, con un promedio de tres o cuatro al año, además de lecturas, veladas temáticas, como la Noche Rusa, en la que hubo mucho baile, o la Noche Irlandesa. Pero lo nuestro es el teatro. Tenemos un repertorio variado, desde Shakespeare, Ray Cooney y Harold Pinter hasta Neil Simon, Agatha Cristie, Oscar Wilde y Tennessee Williams. Pero como nuestro sustento es la venta por boletería, estamos muy pendientes del gusto de nuestro público, que adora las comedias y los musicales.

“Es un público de la comunidad americana, inglesa, irlandesa y escocesa, pero también tenemos muchos seguidores de la comunidad anglo-argentina y jóvenes que estudian inglés y necesitan escuchar las obras en el idioma original.

“Es un teatro comunitario, ad honorem, sin tensiones monetarias ni de cartel. Todo fluye en un ambiente amistoso y creativo, de verdadera comunidad… Muchas veces estamos en función mientras el bebe de una de las actrices duerme en estos sillones. A la gente le gusta este ambiente. Por algo ese cartelito (señala la pared) escrito en inglés: Me gusta este lugar y con mucho gusto pierdo mi tiempo acá adentro… Pintamos paredes, hacemos escenografías. Anunciamos en Facebook: Chicos hay que armar una escenografía, vengan a pintar, y responden. Ahora estamos preparando una obra de Luigi Pirandello, Seis personajes en busca de autor, en inglés y localizada en Buenos Aires, que estrenaremos el 23 de junio.

“No tenemos elenco ni director estable. Todas las obras requieren de audiciones regidas por una recomendación, tomar al menos una persona nueva para seguir alimentado el grupo. Hay una red permanente de actores, pero muchos están uno o dos años y luego se van, sobre todo los jóvenes que se casa y se alejan con la llegada de otras responsabilidades. Pero es curioso, vuelven años más tarde… Es cierto, somos semillero de actores, tuvimos a Lucila Gandolfo, que trabajó con Norma Alejandro en Master Class, y ahora está haciendo Mujeres Perfectas, Peter McFarlane, María Rojí, Mariano Caligaris y Fernando Margenet, entre otros.

 “Traje por primera vez al país una obra de Sam Shepard, trabajé con Alicia Aller y Miguel Ligero, adapté, traduje y dirigí La importancia de llamarse Ernesto, de Óscar Wilde, que aquí se llamó La importancia de ser Franco. El año pasado traduje y adapté con Rubén Pires Esperando a Godot, y dirigí Detectives Privados, ambas en El Tinglado. Acá dirijo actores, actúo, si hay que barrer el escenario lo hago, subo a la escalera y hago luces. Todos nos manejamos del mismo modo, desde el más grande que pasó los 80 hasta el más chico, de 12 años.

“Estudie teatro en Estados Unidos y viví nueve años en Nueva York trabajando como actor profesional. Estuve un tiempo en el Teatro Dante, donde hacíamos obras en castellano e inglés, siete funciones por semana, y con otro grupo trabaja en prisiones, en un programa de rehabilitación subvencionado por el Estado de Nueva York, en el que la mitad de los elencos eran ex presidiarios. Presentábamos obras en cárceles y tiempo después, de repente, se aparecían dos o tres en nuestra sede de la Calle 42 para decirnos: Ahora queremos actuar. Daba muy buen resultado. Se podía encausarlos porque empezaban a relacionarse con la vida sin violencia, tenían un proyecto de vida… ¿Mi edad?, la respuesta puede develar un gran misterio aquí adentro. Lo único que puedo decir es que estuve en California en los años sesenta…Tengo 70, todo el mundo lo sabe, pero se hacen los que no saben (se ríe)…

“En 1968 viví un mes en una comunidad hippie. Estaba radicado en San Francisco, estudiaba teatro en la Universidad de San Diego y me ganaba la vida vendiendo enciclopedias puerta a puerta. Estaba cansado de todo eso y un buen día conocí a un muchacho que hacía lo mismo y me dijo: Esto es una porquería. Conozco una gente que vive en Haight Ashbury, ¿vamos? Llegamos a una casa y lo primero que me dijeron fue: Sos nuevo, te toca dormir en el suelo. Había tres o cuatro camas y más de ocho personas. Uno era stripper en un night club de San Francisco y otro, de pelos largos, nunca salió de la casa. Lo único que hacía en todo el día era tocar la guitarra, tangos, blus, flamenco… Inolvidable.”

Seis Personajes en Busca de Autor se presentará en Moreno 80, San Isidro, del 23 de junio al 9 de julio, los viernes, a las 21.30, sábados, a las 21, y domingos, a las 17. Entradas, $230 (descuentos para grupos). Más información y reservas en info@thesuburbanplayers.com o en la página www.thesuburbanplayers.com